Mostrando entradas con la etiqueta Literatura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Literatura. Mostrar todas las entradas

13.11.14

La locura de la literatura… todo en una feria… y no la de frutas.

Fui al FILSA... otro año nuevamente... he tenido la suerte de estar rodeada de libros toda mi vida y de amantes a la literatura por lo que siempre voy. 


Hoy era el día de la mujer (no sé por qué tenía entendido que era el 8 de marzo) y las féminas entrábamos gratis. Ví en la entrada que a algunos hombres les pasaban tickets para que ingresaran gratis... (no tenían cara, ni andaban vestidos de mujer). Mejor! El espacio necesitaba hombres... Cuánto estrógeno recorría locamente los pasillos de la feria! Un amigo que trabajaba en un stand, no sabía del "día de..." y se preguntaba si efectivamente en Chile habían tantas mujeres y creía que por eso había salido la Bachelet nuevamente presidenta... en fin... no. 

Es un buen gancho decir que las mujeres entran gratis a todo, porque por alguna razón nos volvemos locas y es ahí cuando entra la sin razón y desembuchamos lo que no tenemos y nos ponemos a gastar como locas. Fue una lástima que el "gordo" no me haya pasado la tarjeta y sólo tuve que usar los morlacos que había juntado en el chanchito de greda... ese que murió hoy mismo con fines intelectuales.

Entro y camino con vergüenza. Tanta mujer me intimida, tantas edades y tantos estilos juntos me aminoran y me cuestiono el ser mujer. No porque no lo sea, pero la feminidad chilena y la aglomeración de estrógeno que corre de un lado a otro buscando libros de auto-ayuda, que quiere que Pablo Simonetti (igual guapo) les firme el libro que compraron, que Pedro Engels que está en vivo y en directo les diga qué será de su futuro o que buscan libros choros para las niñitas, me cuestionan si voy bien por la vida. No es que sea la Daria de Chile, aunque a veces lo parezca, pero siempre voy para el otro lado de la corriente, buscando en los libros otro tipo de auto-ayuda. No me interesa la numerología, ni qué diantres de beneficios tiene la acupuntura, ni si Dios me va a venir a buscar al final de mis días. Yo este año, a diferencia de los otros en los que iba sedienta de sociología y filosofía, iba en busca de autores chilenos jóvenes, desconocidos para valorar el quehacer literario de mis pares artistas; los escritores.

Continúo mi camino por el pasillo de Editoriales Independientes... el más lleno. Debo decirlo. Las editoriales clásicas figuraban vacías y estos pasillos "nuevos" e "indies" eran incaminables. Y ahí me quedé, vagando con interés por esa cantidad enorme de nombres nuevos, de títulos interesantes y de hermosas portadas que no dejaban de decirme: "Cómprame, cómprame"... Los chicos de una editorial me miraban con cara de "Algo te gusta, qué puede ser..." y cuando me iban a pasar un libro, ya había tomado "Canciones punk para señoritas autodestructivas" de Daniel Hidalgo, un escritor de Valparaíso a quien jamás había oído, pero que sí tenía un vasto y reconocido currículum. Mejor aún, la portada del libro tiene la pintura de Egon Schiele, un artista a quien la noche anterior revisité después de un tiempo que no lo apreciaba. "Me llevo este", les dije, y me dijeron que había hecho una buena elección... les dije "Me están hueveando? Está genial sólo la superficie... y eso que no suelo juzgar a los libros por su portada".

Llena de energía punk, anarquista e inconscientemente autodestructiva me dirigí a la salida, con mi libro -sin bolsa- en la cartera (una herramienta muy femenina) y me propuse empezar a leerlo la próxima semana. Aún me quedan varias páginas de "Mis Documentos" de Alejandro Zambra (Bonsai), otro autor chileno que me llama mucho la atención y que me ha tenido este casi mes de 27 años muy contenta.

A ver si se dan una vuelta por la FILSA en Estación Mapocho, Santiago de Chile S.A (metro estación Cal y Canto) y compran ese libro u otro. Recuerdo: Pasillo de editoriales independientes… 

PORQUE LO INDIE LA LLEVA ESTE 2014.